miércoles, 19 de septiembre de 2018

Etapas y comienzos


¡Buenos días! Como os contábamos la semana pasada, hemos vuelto a reactivar el blog y por ello ¡cada miércoles vamos a estar aquí!

Septiembre…mes de cambios, comienzan las rutinas, nuevos horarios o acostumbrarse a los de siempre, nuevos proyectos, nuevos retos, nuevas primeras veces….y con ello parece que va unido a su vez nuevos “rompecabezas por unir” puesto que no nos podemos olvidar que septiembre también es un mes en el que los más pequeños comienzan su andadura por la escuela infantil o el “cole”, una nueva etapa comienza.
¿Cómo lo llevará? ¿Se relacionará bien? ¿Comerá bien cuando se tenga que quedar en el comedor?  Y cuando esté enfermo ¿Qué haré? Miles de preguntas surgen en ese momento, la difícil conciliación.

Sentimos inquietud por nuestro hijo, por cómo le irá…para ello es importante hablar con ellos, sí HABLAR, probablemente si les preguntamos qué tal ha ido el cole su respuesta sea bien o mal…quizás sea una pregunta que abarca demasiadas cosas…Y si probamos ¿Qué es lo más te ha gustado en todo el día? ¿Qué has hecho en el recreo? ¿Cómo te has sentido hoy?

Y en relación a todo lo expuesto…en relación a los cambios en sus vidas y en las nuestras ¿Alguna vez te has parado a pensar en la importancia de expresar las emociones? Sin darnos cuenta normalizamos el hecho de saber que ha hecho hoy en el cole en lugar de saber cómo se ha sentido hoy.  Es importante que desde casa y desde el cole les ofrezcamos oportunidades para que sean capaces de identificar y regular las emociones así aprenderá a conocerse a sí mismo, a conocer a los demás, a ponerse en el lugar de los demás, tendrá buenas estrategias para resolver conflictos…Y ¿cómo lo puedo hacer? Pues bien, para ello os damos una serie de propuestas para nuestro día a día con los más pequeños y entre adultos. Tal vez la más importante sea tener en cuenta las opiniones y las emociones de los más pequeños, es fundamental escucharles valorar sus esfuerzos, los errores forman parte del aprendizaje y también las emociones.

Para terminar me gustaría destacar la importancia de las emociones, no sólo para ellos sino para nosotros, para los adultos. Actualmente, resulta imposible hablar de “rutinas de los más pequeños o sus comienzos” y no hablar de la difícil “conciliación”…de cómo nos sentimos nosotros o cómo se supone que nos debemos sentir. Estamos seguras de que hay multitud de opiniones al respecto…por ello dedicaremos un post a hablar sobre ello, estaremos encantadas de recibir vuestras propuestas u opiniones.
¡Feliz semana!

Ana Madueño
Psicóloga

miércoles, 12 de septiembre de 2018

¡Estamos aquí de nuevo! CES EDUCA. Gabinete de psicología y logopedia.


¡Bienvenidos! Antes de nada queremos presentaros el nuevo proyecto de CES EDUCA con el que estamos muy emocionados. Con la publicación de este post, con el que reactivamos el blog de CES EDUCA, queremos explicar lo que hacemos en el gabinete. Gracias a sesiones de psicoterapia, logopedia, estimulación, reeducación, entre otros servicios; pretendemos conseguir el máximo desarrollo en nuestros hijos (niños y adolescentes) desde un trabajo colaborador y multidisciplinar. Además, también ofrecemos ayuda, tanto psicológica como logopédica, a personas adultas que lo precisen, ya sea porque se encuentren desbordados por la situación o situaciones que estén viviendo y necesiten aprender nuevas formas de afrontar sus problemas, gestionar el estrés y sus emociones, etc.; o porque crean que este es el momento de dedicarse un poco de tiempo a sí mismos y al autoconocimiento.
¿Quiénes formamos el equipo del Gabinete de psicología y logopedia de CES EDUCA?
-          Laura Alonso: Psicóloga y Orientadora especializada en Inteligencia Emocional. Laura se encarga de ofrecer apoyo escolar y psicológico a niños y jóvenes, así como terapia a éstos y adultos. Además, impartirá talleres y programas de diversas temáticas.
-          Ana Madueño: Psicóloga especializada Forense y especializada en Atención Temprana. Ana se encarga de ofrecer terapia a niños, adolescentes y adultos; así como estimulación e impartición también de talleres y programas de diversas temáticas.
-          Beatriz Ruiz: Logopeda especialista en Logopedia Clínica y Escolar con amplia experiencia con niños/as, adolescentes y adultos en el ámbito de la educación no formal. Beatriz realiza evaluación e intervención de todo tipo de dificultades relacionadas con el habla, lenguaje, comunicación y voz tanto en niños/as y adolescentes como en adultos, así como estimulación e impartición de talleres y programas de diversas temáticas.
-          Alicia Jiménez: Educadora y maestra de educación infantil (modalidad bilingüe). Alicia se encarga de mostrar apoyo a niños en edades tempranas. Además, ha realizado diferentes cursos de inteligencia emocional y le gusta mucho trabajar a través de la pedagogía Montessori junto a otras, intentando que el niño sea partícipe en todo momento en su proceso de enseñanza-aprendizaje.
Hasta aquí nuestra breve presentación. Os esperamos con los brazos abiertos en Paseo Federico Melchor 3, en Getafe, para responder a cualquier duda o inquietud que tengáis sobre nosotros.

Laura Alonso Rodríguez.
Psicóloga.

miércoles, 26 de octubre de 2016

La Importancia del Apego II

El pasado post comenzábamos con una introducción sobre la importancia que tiene el apego desde que nacemos o la relación entre el apego infantil y las posteriores reacciones emocionales.

Hablábamos sobre Bowlbly, pionero en las teorías del apego, por ello y debido a su importancia me gustaría continuar por este “gran camino”. Seguro que en alguna ocasión habéis escuchado u oído hablar que existen diferentes tipos de apego. Bowlbly los clasificó de la siguiente  manera:

-          APEGO SEGURO
A través de este tipo de apego los niños tienden a percibir a sus padres o cuidadores como base segura, pudiendo cubrir y satisfacer sus necesidades fisiológicas, y emocionales. La persona “cuidadora” muestra sensibilidad, cariño y protección ante las señales del bebé, permitiendo así desarrollar un sentimiento de confianza y un vínculo positivo.

-          APEGO INSEGURO:
Apego resistente: el niño tiende a explorar poco mientras se encuentra con la figura cuidadora, tiende a responder con inquietud ante la separación, mezclando comportamientos de apego con muestras de resistencia o enfado (muestran una ambivalencia en su regreso). Suelen percibir a los padres como imprevisibles.

Apego evitativo: no muestran ansiedad ante la separación, evitando o ignorando el regreso de la madre. Este tipo de apego suele darse cuando el cuidador deje de atender las señales de protección del niño o bebé, por tanto, dejan de percibir a sus padres como base de seguridad o confianza.

Apego desorganizado: este tipo resulta de una combinación del apego resistente y evitativo. Ante este tipo de apego, los más pequeños se suelen mostrar confusos, desorientados o con ansiedad.

¿Qué repercusiones creéis que tienen los distintos tipos de apego en el desarrollo de los niños? ¿Cómo creéis que podemos estimularlo?  ¡El próximo post continuaremos por aquí!

“Todas nuestras vidas empezaron con el
afecto humano como primer soporte.
Los niños que crecen envueltos en afecto,
 sonríen más y son más amables.
Generalmente son más equilibrados.”
Dalai Lama
Ana Madueño
Psicóloga


viernes, 7 de octubre de 2016

La importancia del Apego

La primera pregunta qué podríamos hacernos es qué es el apego,  para qué utilizamos ese término…y así, la primera respuesta que podemos dar es que nos ayuda a definir la relación afectiva existente entre el niño y el adulto.
Seguro que en muchas ocasiones habéis leído u oído que desde que nacemos tenemos esa necesidad de contacto, de sentirnos protegidos y cuidados.
Pues bien, John Bowlby, pionero en las teorías de apego, definió la conducta de apego como “cualquier forma de comportamiento que hace que una persona alcance o conserve proximidad con respecto a otro individuo diferenciado y preferido. En tanto que la figura de apego permanezca accesible y responda, la conducta puede consistir en una mera verificación visual o auditiva del lugar en que se halla y en el intercambio ocasional de miradas y saludos. Empero, en ciertas circunstancias se observan también seguimiento o aferramiento a la figura de apego, así como tendencia a llamarla o a llorar, conductas que en general mueven a esa figura a brindar sus cuidados”.
Y no es menos importante destacar diferentes principios básicos que se han dado bajo esta premisa, tales como que todos los animales, incluidos nosotros (los seres humanos), buscamos la protección, el cuidado cuando no sabemos si estamos ante un peligro o amenaza…Cuando nacemos no sabemos si nos encontramos ante un peligro o amenaza, no sabemos si nos encontramos en un medio seguro o no, resulta “algo nuevo” para nosotros y buscamos ese piel con piel, esa búsqueda de protección.
 John Bowlbly hizo referencia a la relación causal existente entre el tipo de apego infantil y las posteriores vinculaciones emocionales. Es decir, quién son nuestras figuras de apego y qué podemos esperar de ellas; cuando los niños interiorizan los modelos de relación con sus figuras de apego, los mismos (modelos) les servirán de guía  para establecer otras relaciones significativas a lo largo de su vida.
            ¿Creéis en la importancia del apego? ¿Qué significa para vosotros?
En el próximo post hablaremos sobre los diferentes tipos de apego y ¡muchas más cosas!
“Cuando te acaricié, me di
 cuenta que había vivido
toda mi vida con las manos vacías”
Alejandro Jodorowsky
Ana Madueño

Psicóloga

jueves, 22 de septiembre de 2016

LOS HERMANOS

Probablemente los hermanos sean de las personas que más huella nos dejan. Compartimos la infancia, la adolescencia, cambios evolutivos, decisiones, aprendemos a compartir…crecemos “paralelamente”.
No resulta extraño que esta relación suponga un modelo para el resto de relaciones que tenemos a lo largo del tiempo.
Una cuestión muy habitual es cuando el hijo mayor deja de ser el centro de atención porque ha nacido su hermano, ¿qué se supone que pasa ahora? ¿Cómo se lo va a tomar? “Le veo diferente”…son algunas de las dudas más frecuentes. Pues sí, no os cuento nada nuevo si decimos que esta nueva situación puede originar celos entre los hermanos.
La relación que tienen los padres entre sí y con los demás influirá en la relación entre los hermanos. ¿No habéis observado como en las familias tiende a repetirse las formas de relacionarse generación tras generación? Sí unos abuelos tienden a reunir todos los domingos a toda la familia para comer, probablemente esta tradición la continúen sus hijos, los hijos de sus hijos…
Por otra parte si los padres son capaces de resolver los conflictos entre sí de manera positiva, transmitirán a sus hijos formas parecidas de actuar.
Resulta habitual si leemos cualquier estudio psicológico observar que los padres no suelen hablar de emociones a los hijos en la primera infancia, bajo estas circunstancias los hermanos más pequeños podrían buscar a los mayores a la hora de resolver algún tipo de conflicto.
Y vosotros,¿Qué opináis de la relación entre hermanos?

“La vida no es la que uno vivió
sino la que uno recuerda, y
 cómo la recuerda para contarla”
Gabriel García Márquez
Ana Madueño

Psicóloga

jueves, 28 de julio de 2016

La influencia de las nuevas tecnologías, apps, juegos…

Sí hace unos meses hubiéramos dicho que los Pokemon iban a volver a estar de moda, que íbamos a estar “buscándolos” por la calle o que incluso habría algún que otro “percance” cualquier de vosotros hubiera dicho… ¿yo? ¡Jamás! Pues sí…ha llegado una nueva ¿revolución? Llamada Pokemon Go! Y no…no es para niños, podemos andar por las calles de nuestros barrios o centros urbanos y encontrarnos a personas de diferentes edades, sexos o culturas con el mismo fin…Móvil en mano ¡cazando!
Pero ¿Cuáles son las claves desde el punto de vista psicológico para que dicho juego haya alcanzado los niveles actuales?
Lo familiar, es imposible hablar de Pokemon Go y no recordar que cuando éramos niños ya existía el famoso Pokemon, y sobre todo, como era valorado positivamente. Cuando somos niños, la mayoría, tendemos a estar alejados de los problemas, con lo cual cualquier elemento que nos recuerde a nuestra infancia nos hará valorarlo positivamente y asociarlo con aquella etapa, resultándonos creíble puesto que lo conocemos a través de las series televisivas.  A todo esto hemos de añadirle los distintos niveles de dificultad que van apareciendo a medida que más tiempo le dedicamos o la competencia.
Lo social, la influencia social, aspectos como la validación (estamos más dispuestos a comprar aquello que compra la mayoría porque son más similares a nosotros). Necesitamos interactuar con los demás,  en muchas ocasiones la aprobación del resto, hacer lo similar o sumarse a la moda resulta imprescindible para que determinadas personas se sientan socialmente integradas.
¿Qué pueden hacer los padres respecto a esto? Un aspecto muy importante que han de realizar de mutuo acuerdo con los hijos es establecer una serie de compromisos,  tales como el tiempo de juego. Desde hace tiempo los servicios médicos vienen alertando de los peligros que conlleva el uso prolongado de dichos dispositivos, y no solo a nivel ocular. Aspectos psicológicos como mayores niveles de ansiedad o irritación pueden desencadenar una dependencia de dichos instrumentos.
Y… ¿Cuál es vuestra experiencia? ¿Qué opináis de este nuevo fenómeno?

“Si quieres vivir una vida feliz, átala a
una meta, no a una persona o a un objeto”
A.     Einstein
Ana Madueño

Psicóloga

miércoles, 6 de julio de 2016

Emociones y conflictos

En ocasiones, las relaciones con las personas que forman parte de nuestro entorno son las relaciones que pueden llegar a causarnos cierto malestar. Relaciones con nuestra pareja, hijos, padres…desacuerdos o momentos de tensión que ocasionan conflictos en la convivencia.
No contamos ningún secreto cuando decimos que la  convivencia  lleva consigo en muchas ocasiones momentos de tensión, desacuerdo, diferencia de opiniones….conflictos; solemos asociar el conflicto con algo negativo que nos causa gran malestar. No tiene por qué ser así, el conflicto es natural en cualquier relación, por ello es esencial para nuestras vidas que aprendamos a gestionarlo de manera adecuada, a medir reacciones desproporcionadas e intentar utilizarlos como fuente de refuerzo para fortalecer las relaciones.
Por otra parte, sabemos que los conflictos vienen acompañados de emociones y que éstas aumentan en intensidad cuando estamos en una situación de desacuerdo, tensión…Por ejemplo…quién no se ha encontrado en una situación de conflicto familiar en el que el aumento de emociones y sentimientos le ha hecho olvidar incluso el motivo principal de la disputa.  ¿Lo recordáis?
Para recordar alguna situación de conflicto es necesario que identifiquemos las diferentes emociones las cuales resultan esenciales para las relaciones humanas, es necesario que nos familiaricemos con ellas. Desde pequeños hemos de aprender a reconocer nuestras propias emociones y las de los demás.
Resulta inevitable, en ocasiones, a pesar de todos los esfuerzos no sentirse superados por los conflictos; momentos en los que por diversas circunstancias, intensidad del conflicto en sí mismo, emociones o diferentes hechos no conseguimos encontrar la solución. Es imprescindible saber que a veces nadie puede gestionar de manera adecuada todos los conflictos de su entorno.
En la actualidad, afortunadamente, existen diferentes recursos para afrontar estos momentos.

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y
no en el resultado, un esfuerzo
 total es una victoria completa.
Gandhi
Ana Madueño
Psicóloga